Cómo formatear un PC con Windows de forma fácil

Si tu PC se ha vuelto extremadamente lento y sigue dando error tras error, puedes intentar resolver el problema formateando. Este procedimiento borra todos los datos de tu disco duro y devuelve tu ordenador a su estado de fábrica.


El formateo de tu PC es el último recurso, la solución final que debería eliminar todos los problemas que has experimentado al utilizar tu ordenador. Sin embargo, si tu PC es ya obsoleto, la ralentización puede deberse a un hardware insuficiente en comparación con los programas que ejecutas, sobre todo si quieres jugar o utilizar tu ordenador para trabajar con Photoshop, AutoCAD o Sony Vegas Pro.

Si quieres aprender cómo formatear un ordenador, en esta guía encontrarás toda la información que necesitas, junto con algunos consejos y trucos útiles para optimizar el procedimiento y proceder sin preocupaciones.

Cómo formatear un PC: Recomendaciones y pasos a seguir

Formatear tu PC te permite devolver tu ordenador a su estado predeterminado de fábrica, borrando todos los datos del dispositivo y reinstalando el sistema operativo. Esta operación tarda en realizarse correctamente y es irreversible, así que piénsalo bien antes de formatear.

formatear windows 10

En este sentido, te recomendamos que hagas una copia de seguridad preventiva, guardando todos tus datos en la nube o en un disco duro externo. Esto te permite asegurar todos los archivos de tu PC, para que puedas llevarlos a tu ordenador cuando hayas terminado de formatear.

Guarda los datos en un disco duro externo

Para hacer una copia de seguridad en un disco duro externo, primero debes conectar el dispositivo a tu PC y asegurarte de que hay suficiente memoria libre. Selecciona los archivos de los que quieres hacer una copia de seguridad y cópialos manualmente en el dispositivo de almacenamiento masivo. Como alternativa, puedes utilizar la herramienta de Windows, integrada en el sistema operativo desde Windows Vista. Ve al menú Copia de Seguridad y Restauración en los ajustes e inicia el proceso de creación de una nueva copia de seguridad de los datos de tu PC.

Drivers

Después de asegurar tus datos, tendrás que descargar los drivers para tu PC. Esta operación no es imprescindible, pero sí muy recomendable: Windows no siempre es capaz de reconocer correctamente cada uno de los componentes de hardware de tu PC, y se devuelven errores de diversa magnitud. Esto también conduce a un mal funcionamiento del ordenador, que es difícil de gestionar sin la instalación de los controladores adecuados.

Si has comprado un portátil o un PC de sobremesa premontado, sólo tienes que ir a la página del fabricante, ya sea Asus, HP, Acer o cualquier otro, y escribir el modelo exacto de tu ordenador en la barra de búsqueda. Entonces podrás ir a la página de soporte de tu producto y descargar los controladores actualizados. Todo lo que tienes que hacer ahora es guardar los instaladores en una memoria USB y ejecutarlos después de formatear tu PC.

Drivers para PCs montados

Si has montado tu propio PC de sobremesa, debes referirte a los CD de los distintos componentes que has comprado. Puedes recuperar fácilmente los controladores de cada pieza de hardware de tu ordenador, incluyendo la tarjeta de vídeo, la placa base y la tarjeta de red. Si, por el contrario, has perdido los CD, tendrás que ir al sitio web de los fabricantes de cada componente y descargar los controladores dedicados. Por último, recuerda guardar los instaladores en una memoria USB, para que puedas acceder a ellos fácilmente después de formatear tu PC.

Ahora debes descargar los archivos de instalación del sistema operativo y crear un soporte físico que contenga la versión de Windows que deseas instalar. El procedimiento a seguir varía según el sistema operativo que hayas seleccionado. En detalle:

  • Windows 10: si quieres crear una memoria USB o un DVD que contenga la última versión del sistema operativo de Microsoft, puedes utilizar un útil programa llamado Media Creation Tool. Esta utilidad es completamente gratuita y te permite descargar la imagen ISO del sistema operativo directamente desde los servidores de Microsoft y luego copiarla en tu soporte físico. La pantalla inicial te pedirá que selecciones el idioma, la edición y la arquitectura de Windows 10, que puede ser de 32 o 64 bits. Para asegurarte de esta última condición, sólo tienes que consultar las propiedades del sistema a través del Panel de Control. Aquí también puedes ver la clave de producto de Windows y anotarla por si acaso.
  • Windows 8: Windows 8 también puede descargarse mediante la utilidad Media Creation Tool de Microsoft. Después de descargar la ISO del sistema operativo, puedes copiarla fácilmente en una memoria USB o en un soporte DVD.
  • Windows 8: Windows 8 también puede descargarse a través de la utilidad de Microsoft Media Creation Tool.
  • Windows 7: Si quieres instalar Windows 7 en tu PC después de formatearlo, tendrás que ir al sitio web de Microsoft e introducir una clave de producto válida. Puedes ver tu clave de licencia consultando las propiedades del sistema en el Panel de Control o, alternativamente, comprar una nueva clave en portales de comercio electrónico de confianza, como Amazon. Después, tendrás que transferir la ISO descargada a una memoria USB o a un DVD.

Si, por el contrario, buscas Windows XP o Vista, tenemos malas noticias para ti: estas versiones del sistema operativo son ya muy antiguas y ya no admiten actualizaciones de Microsoft, lo que las hace inestables y sujetas a frecuentes ataques de hackers y malintencionados. Por lo tanto, te aconsejamos que recurras a descargar Windows 10, un sistema ligero que se actualiza periódicamente con nuevas actualizaciones para mejorar su estabilidad y seguridad.

Cómo acceder a la BIOS

Después de estos pasos preliminares, tendrás que acceder a la BIOS de tu PC pulsando continuamente F2, F10 o ESC durante los primeros segundos tras el arranque, cuando aparece la pantalla negra. A continuación, tendrás que ir a la configuración avanzada y cambiar la preferencia de arranque de tu ordenador para permitir que tu PC lea la unidad USB o la unidad óptica antes que el disco duro que contiene el sistema operativo.

Una vez que hayas completado todos los pasos descritos hasta ahora, podrás finalmente formatear tu ordenador. Introduce la memoria o el DVD y reinicia el ordenador. Espera a que se carguen los archivos necesarios y sigue atentamente las instrucciones de la pantalla. Primero selecciona el idioma del sistema operativo y la distribución del teclado. Continúa introduciendo la clave del producto, si es necesario, y activa Windows. La clave puede introducirse incluso después de que el procedimiento haya finalizado, así que no te preocupes si no la tienes a mano al formatear.

Acepta las condiciones de uso del sistema operativo y selecciona la partición en la que está instalado Windows. Dale formato con el botón de formato y haz clic en Siguiente. Una vez completado el proceso, tu PC se reiniciará y comenzará el proceso de configuración de Windows. Lo único que tienes que hacer es introducir los datos de tu cuenta de Microsoft y configurar los ajustes de la zona horaria, las actualizaciones automáticas y otras opciones de Windows.

formatear ordenador

Alternativamente, puedes utilizar la opción restauración del sistema en la configuración del PC. Esto te permitirá solucionar los problemas de tu ordenador sin tener que descargar Windows, es decir, sin CD ni USB. Normalmente, Windows te permite restaurar el sistema reinstalando el SO, sin afectar a las particiones que creaste, o restaurar la configuración por defecto borrando todas las particiones y reinstalando el sistema operativo original. El procedimiento varía ligeramente según el fabricante de tu PC:

  • Si quieres formatear un Asus, tendrás que utilizar el programa ASUS Recovery Partition, disponible en el sitio web del fabricante, y seguir el procedimiento que se muestra en la pantalla.
  • Para formatear un PC HP, tendrás que utilizar la utilidad HP PC System Recovery, que suele instalar el fabricante en tu ordenador. Sigue siempre el procedimiento indicado en la pantalla.
  • Si quieres formatear un PC Acer, tendrás que abrir el programa Acer eRecovery y seguir las instrucciones que aparecen en la pantalla.

En cualquier caso, el procedimiento es muy sencillo de seguir. Las instrucciones en pantalla te guiarán paso a paso, explicándote cómo formatear tu PC de forma sencilla y segura. Recuerda siempre hacer una copia de seguridad de tus datos en un disco externo antes de formatear, de lo contrario perderás tus archivos para siempre. Si una simple restauración del sistema no ha resuelto tus problemas, te recomendamos reformatear tu PC iniciando un borrado completo del disco duro interno.

¿Puedo formatear mi PC desde la BIOS?

Formatear Windows 10 desde la BIOS es imposible. Sin embargo, este menú de configuración del PC te permite cambiar el orden de arranque de los discos conectados a tu ordenador, para que puedas ejecutar el CD o la unidad flash que contenga tu versión preferida de Windows antes de acceder al sistema operativo instalado en tu PC.

No hay forma de formatear Windows 10 desde la BIOS.

Accede a la configuración avanzada de la BIOS y coloca el pen drive y la unidad óptica antes del disco duro en el que está instalado el sistema operativo. Introduce el medio de almacenamiento, reinicia tu PC y sigue las instrucciones en pantalla para formatear tu ordenador. Ten en cuenta que la BIOS no es más que un menú de configuración del PC, por lo que no podrás formatear el disco duro desde la BIOS.

Cómo formatear una computadora

¿Cómo se formatea una computadora? El procedimiento no cambia mucho respecto al descrito anteriormente. Tendrás que crear un CD o memoria USB de recuperación y seguir el procedimiento descrito en la pantalla, sin saltarte ningún paso. Sin embargo, si quieres formatear un portátil sin un CD de recuperación, tendrás que acceder a la utilidad en el ordenador e iniciar el asistente.

Por ejemplo, para formatear un portátil ASUS sin CD tendrás que descargar el programa ASUS Recovery Partition y ejecutarlo en tu ordenador. Sigue el asistente al pie de la letra, para que puedas completar el formato con éxito. Recuerda hacer una copia de seguridad de tus datos en un soporte externo antes de formatear tu PC.

Cómo formatear una laptop

Si te preguntas cómo formatear tu portátil con la ayuda de una memoria USB, encontrarás la respuesta en este párrafo. El procedimiento se aplica a todos los portátiles, tanto si has comprado un Asus, HP, Acer u otra marca. Para formatear tu PC e instalar Windows 10, tendrás que descargar la Herramienta de Creación de Medios del sitio web de Microsoft. Tras iniciarlo, tendrás que seleccionar el idioma y configurar los ajustes básicos, siguiendo al pie de la letra las instrucciones que aparecen en pantalla.

Reiniciar la laptop introduciendo el lápiz de memoria en el puerto USB y prestando atención a las instrucciones en pantalla. Sigue el procedimiento con cuidado, formateando el disco duro que contiene el sistema operativo, y espera a que se complete la recuperación. Recuerda siempre guardar los datos importantes en un disco duro externo antes de formatear tu ordenador.

Busca a alguien que lo haga por ti

Si, a pesar de todo, tu PC sigue siendo lento después de formatear, intenta pedir a un amigo o familiar que formatee el ordenador por ti. Este consejo también es válido si no puedes formatear el PC tú mismo o, peor aún, si el PC ya no arranca después de la recuperación.

Si nadie cercano a ti puede ayudarte, deberás contactar con un técnico especializado, que podrá resolver tu problema en poco tiempo. Por supuesto, a menos que tu ordenador esté todavía en garantía, tendrás que pagar los servicios del especialista. En la mayoría de los casos, formatear tu PC costará unos 25 euros.

Formatear un PC es a menudo el único camino a seguir, especialmente si tu ordenador tiene problemas evidentes y ralentizaciones de diversa índole. El procedimiento a seguir es sencillo y va acompañado de instrucciones detalladas paso a paso proporcionadas por la propia Microsoft, para facilitar el trabajo incluso a los usuarios menos experimentados. Sin embargo, si no estás seguro del éxito de la operación, te aconsejamos que te pongas en contacto con un amigo experto o con un profesional del sector, para evitar cualquier riesgo. Por último, recuerda siempre hacer una copia de seguridad de tus datos, guardando la clave del producto en un lugar seguro y de fácil acceso.

Deja un comentario